Guía para pacientes que utilizan biológicos inhibidores del TNF (Anti TNF)

Requisitos para el inicio del tratamiento:

  • Realizarse el PPD para descartar tuberculosis latente.

En el caso que éste sea positivo y se le indicó tratamiento con Isoniacida, no lo suspenda hasta que su médico lo ordene.

  • Realizarse serología para descartar hepatitis B y C.
  • Se recomienda vacunarse contra el Neumococo  y contra la gripe.
  • No tener historia de Cáncer.

Modo de traslado y almacenamiento del medicamento:

  • El medicamento debe permanecer en refrigeración (cava y nevera, no congelador),desde el momento que le es entregado.

Modo de aplicación del medicamento:

  • Aplicarlo  los días que lo  indicó el médico.

No salte dosis por querer “ahorrar” el medicamento.

  • Sacarlo de la nevera media hora antes de su aplicación.
  • Lavarse las manos previa preparación y aplicación.
  • Limpiar la zona de  la inyección con la toallita húmeda contenida en la caja del medicamento.
  • Aplicarlo subcutáneo en sitios alternos, muslos, abdomen, en sentido horario (como giran las agujas del reloj).

ADVERTENCIAS:

  • Pueden ocurrir reacciones  en el sitio de inyección  (sangrados, hematomas, enrojecimiento, picor, dolor e hinchazón).
  • Puede ocasionar dolor de cabeza, náusea, mareo, rinitis, tos, diarrea.
  • Ud. está más susceptible de infecciones respiratorias, urinarias y en piel. Si ud. tiene fiebre o algún síntoma respiratorio y/o urinario, no se coloque el medicamento y consulte al médico.
  • Si ud. va a ser operado o vacunado, consulte previamente al médico.
  • No suspenda el medicamento “porque usted se siente mejor”. Luego de suspendido sin autorización médica puede recaer en su enfermedad y volver a controlarla va ser mas difícil.

Debe acudir a control regular cada 3 meses o antes si lo amerita.

Siguiendo estas sencillas indicaciones es altamente probable que se logre el éxito esperado, lo cual se traducirá en mejor calidad de vida para usted.

Published by

Eugenia Benzaquén Rios

Muévete con la Doc nace como un proyecto motivacional, educativo y de apoyo; con el objetivo de ayudar a las personas a vivir una vida mejor, con una gestión más efectiva del dolor y del estrés; a través de un sistema muy sencillo, el método MOVE